Civilization V CIVILOPEDIA Online
Civilizaciones y líderes
Corea

Líderes:

Unidades exclusivas:

Corea

Historia

En la península de Corea, conocida en la actualidad por su división en las repúblicas de Corea del Norte y del Sur, han prosperado numerosos reinos a lo largo de los siglos, algunos virtuosos y otros inmersos en la infamia. Corea rivalizó en ocasiones con el poder de los estados vecinos de China y Japón, y quedó unificada bajo el mandato de la Dinastía Joseon durante más de 500 años. La agitación provocada por la ocupación japonesa a comienzos del siglo XX, a la que seguiría la Guerra de Corea de 1950, acabaría por hacer añicos lo que antes fuera una unidad sagrada. De esta lucha, Corea del Sur ha emergido como una nación de creciente importancia económica y cultural a escala mundial. El opresivo régimen que controla el estado de Corea del Norte, en cambio, es con frecuencia objetivo de condenas internacionales por su actitud ante los derechos humanos y las relaciones diplomáticas.

Clima y terreno

Situada entre el mar del Este y el mar Amarillo, la península de Corea comparte su frontera norte con China y, en menor grado, con Rusia, de las cuales se encuentra separada por los ríos Amnok y Tumen. Aunque la geografía de Corea es diversa, el país presenta un paisaje principalmente montañoso y su mayor pico se ubica en la montaña Baekdu, que alcanza los 2.744 m de altura. Al igual que sus países vecinos, Corea se ve afectada todos los veranos por los monzones del Extremo Oriente, que pueden provocar intensas precipitaciones y una humedad agobiante en buena parte de la región. Los meses de invierno también son bastante duros y las temperaturas bajo cero no son raras, especialmente en el norte.

Prehistoria y Reino antiguo

Al menos desde el Paleolítico Medio, Corea fue habitada por humanos que vivían en cuevas o bajo salientes de roca cerca del mar. Con el transcurso de varios miles de años, comenzarían a formarse comunidades primitivas, sobre todo cuando estos recolectores se fueron volviendo más hábiles en la caza. De las numerosas comunidades antiguas halladas por la península, hubo una en concreto que ganaría en importancia y formaría la base del resto de reinos coreanos por venir: "Gojoseon", o "Antiguo Joseon".

Antiguo Joseon fue fundado alrededor del 2000 a. C. por la legendaria figura Tan'gun Wanggom, cuyo padre se decía que había descendido de los cielos. Algunos historiadores modernos creen que el nombre "Tan'gun Wanggom" podría ser en realidad un título honorífico que se otorgaba a las figuras de autoridad que cumplían una función política y religiosa en la comunidad. Ya lo guiase la mano de un único líder, o fuesen varios sus primeros gobernantes, la realidad es que Antiguo Joseon se convertiría en el más avanzado de los antiguos reinos tribales de Corea con la llegada de la Edad de Hierro en el siglo IV a. C.

El ascenso de los Tres

Durante la mayor parte del primer milenio d. C., Corea permaneció dividida en tres monarquías distintas. Cada uno de los "Tres Reinos de Corea" (Koguryo, Paekche y Silla) controlaba una parte de la península, si bien Koguryo fue el mayor y, durante un tiempo, el más poderoso. No obstante, las relaciones diplomáticas llevarían a Koguryo a la perdición, pues su rival del extremo sur, Silla, negoció una alianza con la Dinastía Tang de China. Esta alianza dotó a Silla de un gran poderío que le permitió conquistar tanto Paekche como Koguryo hacia 668, lo que le valió el control total de la mayor parte de la península de Corea.

Reinos en transformación

Tras la conquista de los reinos de Koguryo y Paekche, la nueva "Silla Unificada", denominada a menudo "Silla Posterior", mantendría el control de la península durante varios siglos. Como suele ocurrir tras un periodo tan largo de dominio ininterrumpido, la autoridad del rey comenzó a ponerse en duda alrededor del siglo IX d. C. El "sistema de jerarquía de huesos", una especie de segregación hereditaria basada en los lazos sanguíneos con el rey, había mantenido el equilibrio de poder entre el rey y la nobleza aristocrática durante un tiempo. Sin embargo, el sistema acabaría por contribuir a la caída de Silla, pues la nobleza, de la que dependían inevitablemente para la fiscalidad y la administración, acabó harta de un sistema de castas que limitaba su función en el gobierno.

Al final, las continuas luchas internas desembocarían en la sumisión del reino a la emergente Dinastía Koryo en 935. Los Koryo lograron conservar un reinado soberano en Corea hasta 1392, a pesar de la presión de la Dinastía mongola Yuan de China.

Dinastía Joseon

La Dinastía Joseon, considerada generalmente como el reino más notable de la historia de Corea, fue fundada por el rebelde comandante de los Koryo, Yi Song-gye, en 1392. En vez de invadir la provincia china vecina de Liaodong (lo que serviría de ataque preventivo contra la Dinastía china Ming), tal como se le ordenó, Yi decidió aprovechar la oportunidad para tomar él mismo el control de Corea, de modo que dirigió a su ejército a la capital Koryo y destronó al rey en un golpe militar. Formó así su propia dinastía y se nombró rey Taejo de Joseon, en honor al antiguo reino de Joseon. Sería Taejo quien crearía la primera dinastía unificada de la historia de Corea.

El más respetado de todos los líderes Joseon, el rey Sejong el Grande, gobernó desde 1418 hasta su muerte, en 1450. Las políticas de Sejong prepararon el terreno para la realización de grandes progresos en las artes y las ciencias durante su reinado, incluida la publicación de la lengua escrita coreana, el "hangul". Fue también durante este periodo cuando el confucianismo coreano, cuyas raíces se habían establecido durante la anterior Dinastía Koryo, se extendería por toda Corea. El neoconfucianismo, conocido como "seongnihak", se convertiría en la principal escuela filosófica de los intelectuales de la península. Estos valores confucianos, que insistían en la moralidad y la superación personal, formaron la base de muchos de los valores que son aún sagrados en la sociedad coreana actual.

La Dinastía Joseon vería regir a 27 monarcas distintos a lo largo de los 500 años que mantuvo el poder, hasta el 1897. Durante los años de decadencia de la dinastía, Corea experimentó una época de aislamiento y contacto limitado con las naciones vecinas, en un esfuerzo por mitigar las influencias externas. Después de haber pasado tanto tiempo sometida a las influencias china y japonesa, muchos historiadores creen que fue durante este periodo cuando Corea se labró el sobrenombre de "Reino Ermitaño" y comenzaron a tomar forma los indicios de la moderna identidad nacional de Corea.

Imperio Coreano

La Primera Guerra Chino-Japonesa, que se desarrolló sobre amplias franjas de la península de Corea a comienzos de 1894, sacaría a relucir la fuerza emergente de Japón en Asia oriental. Tras largo tiempo sometida a la influencia china y temerosa del nuevo poder que demostraba ahora Japón, los líderes Joseon consideraron oportuno declarar la creación del Imperio de Corea en 1897, con la esperanza de afirmar la independencia de Corea tanto de China como de Japón. Pero estas aspiraciones durarían poco, pues Japón pasó pronto a establecer su control sobre Corea tras derrotar a gran parte de las fuerzas chinas de la Dinastía Qing.

Ocupación japonesa

El Tratado de Japón y Corea de 1910 (que, según han afirmado siempre los historiadores coreanos, solo se firmó como consecuencia de una extrema presión) supondría la anexión total de Corea a Japón. A pesar de la existencia de un activo movimiento de resistencia en el pueblo coreano desde las primeras fases de la ocupación, Japón mantuvo el control de la nación casi 35 años. El "Gobierno Provisional de la República de Corea", con base en Shanghái, China, ejercería de gobierno coreano en el exilio durante la ocupación. El control de Japón sobre Corea acabó finalmente el 2 de septiembre de 1945, con la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Aún hoy muchos coreanos guardan un fuerte rencor a Japón por este oscuro periodo de su historia.

Guerra de Corea

La Guerra de Corea, el gran conflicto que dividió a la península de Corea tal y como se muestra hoy, surgió como consecuencia del vacío de poder que dejó la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial. El paralelo 38, una línea divisoria acordada por los Estados Unidos y la Unión Soviética, debía marcar una separación administrativa temporal entre los países. En 1948, Corea del Norte formó un gobierno comunista dirigido por Kim Il-Sung, mientras que Corea del Sur eligió a su primer presidente, Syngman Rhee, mediante elecciones nacionales. Ambos líderes insistieron en que el pueblo coreano habría de unirse bajo un mismo mandato, pero cada uno esperaba que la unificación se produjera bajo su propio sistema político.

En junio de 1950, Corea del Norte invadió Corea del Sur, con ayuda de equipo militar soviético de la Segunda Guerra Mundial. Poco después, Naciones Unidas emitió una resolución que condenaba la invasión y recomendaba la intervención militar por parte de los estados miembros. Por entonces, Estados Unidos consideraba que la difusión del comunismo era una consecuencia directa de la influencia soviética, y respondió como la primera potencia militar en auxilio de Corea del Sur.

Aunque Corea del Norte capturó buena parte del territorio del sur en los comienzos de la guerra, la llegada de las fuerzas estadounidenses, dirigidas por el General MacArthur, pronto daría un vuelco a la situación. Finalmente, las fuerzas estadounidenses y surcoreanas recuperaron el territorio de Corea del Sur hasta el paralelo 38, hasta que los combates con el norte llegaron a un punto muerto. Las negociaciones a favor de un armisticio, que pondría fin al combate (aunque no acabaría oficialmente con la guerra), comenzaron en 1951 y se prolongaron varios años. La República Popular Democrática de Corea (norte) y la República de Corea (sur) firmaron al fin el armisticio, según las indicaciones de Naciones Unidas, en 1953.

División de Corea

Oficialmente, el armisticio firmado por las repúblicas coreanas solo estipuló un cese de los enfrentamientos armados, de modo que, en teoría, las dos siguen aún en guerra. Hoy día, la zona desmilitarizada (DMZ) que las divide es la frontera más fortificada de la Tierra, y ambos bandos se vigilan atentamente. A lo largo de los años, se ha producido una serie de incursiones ocasionales y otras violaciones del armisticio, sobre todo acciones hostiles por parte del régimen de Corea del Norte. A pesar de estos incidentes, este delicado alto el fuego lleva vigente más de 50 años.

Corea moderna

Hoy en día, Corea del Sur se ha convertido en un líder mundial en desarrollo científico y tecnológico, y se le reconoce como uno de los "cuatro tigres asiáticos", un grupo de economías industrializadas muy desarrolladas de Asia (las otras tres son Hong Kong, Singapur y Taiwán). Con una mano de obra bien educada y entrenada, Corea del Sur se encuentra siempre dispuesta a adquirir los últimos avances tecnológicos, haciendo gala de conexiones domésticas de Internet que están entre las más rápidas del mundo, además de contar con empresas líderes del mercado, como Samsung o LG, dos de los mayores fabricantes de teléfonos móviles del mundo.

Por el contrario, el reservado gobierno de Corea del Norte ha tenido problemas para atender las necesidades cotidianas de su pueblo, que sufre hambre y pobreza bajo el régimen comunista. Lo poco que sabemos de Corea del Norte, aislada como se encuentra del escrutinio público, nos llega de disidentes que han logrado escapar del país, o bien de las visitas que en raras ocasiones se han permitido a periodistas extranjeros. Ha recibido frecuentes sanciones de la comunidad internacional por desarrollar peligrosos programas armamentísticos, y la limitada economía de Corea del Norte requiere el apoyo constante de la República Popular China, así como de los esfuerzos humanitarios promovidos por los estados miembros de las Naciones Unidas.

Hechos curiosos de Corea

Corea del Sur es famosa por su cultura de los videojuegos, en concreto su pasión por el clásico de Blizzard "StarCraft". Las partidas profesionales y los torneos reciben mucha atención por parte de los medios de todo el país, lo que incluye retransmisiones televisivas en varias cadenas.

Los caracteres chinos correspondientes a Joseon se traducían a menudo como "Calma matinal", lo que evolucionaría posteriormente al apodo "La tierra de la calma matinal" para referirse a toda Corea.

El kimchi, el popular plato típico de Corea, suele acompañar todas las comidas coreanas. Se elabora tradicionalmente con col fermentada, rábano, cebolleta o pepino, y hoy en día existen cientos de recetas y variedades de kimchi.

El deporte nacional de Corea del Sur es el Tae Kwon Do, cuyo origen se remonta a los nueve primeros "Kwans" (escuelas de Tae Kwon Do), que se desarrollaron al concluir la ocupación japonesa de Corea. Se cree que este deporte deriva de un arte marcial tradicional de Corea llamada "Taekkyeon".