Civilization V CIVILOPEDIA Online
Civilizaciones y líderes
Songhai

Líderes:

Unidades exclusivas:

Edificios exclusivos:

Songhai

Historia

El Imperio de Songhai fue una civilización que floreció en el oeste de África durante los siglos XVI y XVII. Los songhai aparecieron por vez primera cerca de la ciudad de Gao, que era vasalla del Imperio de Malí. A principios del siglo XIV, los songhai consiguieron independizarse de Malí y, durante los dos siglos siguientes, se expandieron hasta terminar por convertirse en el mayor imperio de la historia africana.

Terreno y clima

El terreno de África occidental que ocuparon los songhai es en su mayor parte llano y árido y está dominado por dos importantes sistemas fluviales, el del Níger y el del Senegal, que le confieren un transporte rápido de este a oeste, además de unos cultivos ricos en sus riberas. El clima es tórrido y tropical, con dos estaciones principales: la seca y la húmeda. De marzo a junio, sopla un viento caluroso y seco del Sáhara, y las temperaturas durante el día suelen superar los 40 grados centígrados.

Antes de los songhai: los malíes

Antes del auge de los songhai, los malíes controlaban gran parte del centro de África occidental. Se cree que el Imperio de Malí se fundó un poco antes del 1000 d. C. Se dedicaba sobre todo al comercio y constituía, literalmente, la encrucijada de África, pues controlaba las importantes rutas comerciales saharianas de norte a sur así como las rutas fluviales de este a oeste. Durante el reinado del gran líder Kankan Musa (1312 - 1337), el imperio conquistó las ricas ciudades de Tombuctú y Gao y se hizo con el control de los valiosos depósitos de sal del norte.

Malí era un imperio musulmán y, con Musa, la ciudad de Tombuctú se convirtió en un importante centro de conocimiento del Islam. Sin embargo, al llegar el siglo XIV, el imperio se había vuelto demasiado grande como para tener un gobierno central viable, y varios territorios importantes empezaron a declararse independientes y a escindirse. Entre ellos se incluía Gao, la cuna de los songhai.

El auge de Songhai

Se cree que los songhai aparecieron en Gao alrededor del 800 d. C. Poco se sabe sobre sus primeros tiempos, aunque sí que, en el siglo XI, el rey Kossoi se convirtió al Islam e hizo de Gao la capital del incipiente reino songhai. Bajo el Imperio de Songhai, Gao se volvió rica y próspera y, a principios del siglo XIII, los malíes capturaron a los songhai y convirtieron el reino en un estado vasallo. Songhai siguió bajo el control de Malí durante unos 50 años, antes de recuperar la independencia con el rey Solimán-Mar.

Songhai mantuvo una libertad precaria durante el siglo siguiente, hasta que un nuevo gran líder, Sonni Alí Ber, la llevó a la grandeza.

Sonni Alí Ber

Sonni Alí Ber gobernó a los songhai durante 30 años (1464-1492). Era brillante como líder militar y estratega. Aprovechando la creciente debilidad de Malí, Sonni se puso al frente de los ejércitos de Songhai, conquistó la rica ciudad de Tombuctú y expulsó a los merodeadores tuaregs, que se habían apoderado de la ciudad al declinar el poder malí. Expandió su imperio más hacia al oeste y se anexionó toda la tierra de Malí que había al norte de Yenné (también llamada Djenné). Su expansión no estuvo exenta de oposición. Durante el transcurso de su reinado, rechazó ataques de los mossi, los dogones y los fulani.

En 1473, Alí Ber fue a por su mayor botín: la próspera ciudad comercial de Yenné. Ésta aún formaba parte del Imperio de Malí, y su pueblo opuso una férrea resistencia. Incapaz de tomar la ciudad al salto, Alí Ber la asedió. La ciudad se defendió tenazmente durante siete años antes de capitular.

Los registros históricos de la época presentan a Alí Ber como un tirano inestable, que a veces se mostraba generoso y a veces despiadado, que gobernaba con puño de hierro y que exterminaba y oprimía a aquellos que capturaba. Puede que haya algo de exageración en ello, ya que a los eruditos musulmanes que escribieron la historia no les gustaba la forma poco ortodoxa de islamismo que profesaba Alí Ber: una mezcla entre el Islam tradicional y las observaciones religiosas songhai.

Askia Mohamed I

Askia Mohamed I gobernó Songhai desde 1493 hasta 1528. "Askia" significa "usurpador", pues así se hizo con el poder al derrocar al hijo de Alí Ber menos de un año después de su muerte. Que eligiera "usurpador" como título propio y nombre de su dinastía sugiere que este hombre extraordinario también tenía un extraordinario sentido del humor.

Aunque libró una guerra para hacerse con la corona de Songhai, Askia era más que un caudillo. Luchó en varias batallas durante su reinado, con distinto resultado, pero se lo conoce principalmente por ser reformador, conquistador y hombre temeroso de Dios. Durante su reinado, creó una burocracia que lo ayudara a dirigir el imperio y a organizar su política fiscal, militar y agrícola. Abrió muchas escuelas y, en 1495, hizo una famosa peregrinación a la Meca.

Askia gobernó hasta 1528, año en que su hijo lo derrocó. Si quieres más información sobre este gobernante extraordinario, consulta su artículo en la Civilopedia.

Declive y caída de Songhai

En los años siguientes al derrocamiento de Askia, ningún otro líder fue capaz de hacerse con el poder y conservarlo durante un periodo de tiempo relevante. El hijo de Askia, Musa, reinó durante tres años. Lo siguió Mohamed II, que estuvo seis. Los dos siguientes líderes duraron dos y diez años, respectivamente. En 1549, subió al trono Askia Daoud, que gobernó durante 33 años, hasta 1582. Esta relativa estabilidad se vino abajo cuando el sultán de Marruecos asaltó los valiosos depósitos salinos de Songhai en Taghaza.

El final llegó en 1591. Al ver que Songhai se encontraba débil y dividida y, lo que era más importante, carecía de armamento moderno, un ejército marroquí armado con mosquetes lanzó un gran ataque. Los marroquíes derrotaron por completo a los guerreros songhai, expulsaron a sus líderes a las colinas y capturaron las importantes ciudades de Tombuctú y Gao. En una campaña asombrosa, habían borrado del mapa a todo un imperio.

Las lecciones aprendidas

La caída de Songhai fue rápida y brutal. En muchos aspectos, se parece a la del Imperio Azteca, 70 años antes, en 1521. En su día, ambos imperios fueron grandes, ricos y poderosos, y se creían invulnerables. Los dos fueron aplastados por una pequeña fuerza armada con una tecnología notablemente superior. Como reza el dicho: "Nunca lleves una navaja a un tiroteo. Lleva un arma de fuego. A ser posible, dos". Esto es tan válido para los tiroteos como para los imperios.

Hechos curiosos de los songhai

Según la leyenda, el pueblo de Songhai adoraba a un pez monstruoso y estuvo sujeto a sus severas leyes hasta que del Yemen llegó un extranjero y lo mató. Se convirtió en rey de los songhai y fue el fundador de la Dinastía Dia, la primera que se conoce en ese país.

En respuesta al peligro de que la engulleran las arenas del desierto, la UNESCO inscribió a Tombuctú en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro en 1990 y estableció un programa de conservación para proteger la ciudad.

Los songhai son famosos por sus mantas y alfombras tejidas. Las elaboradas mantas de algodón ("terabeba") que tejen los hombres del pueblo de Tera son muy apreciadas.

El mayor tabú de la sociedad songhai es la mentira. Solo las peores personas mentirían.