Civilization V CIVILOPEDIA Online
Civilizaciones y líderes
Alejandro

Vivió:

c. 356 - 323 a. C.

Títulos:

Alejandro Magno

Civilización:

Alejandro
Líder de los griegos

Información de la partida:

Liga Helénica

La Influencia influence con la ciudad-estado decae a la mitad de la velocidad normal y se recupera al doble de velocidad.

Historia

Alejando el macedonio es, sin duda, uno de los grandes líderes militares de todos los tiempos. A lo largo de 17 breves años condujo a su ejército de victoria en victoria en Europa, Asia, África y Oriente Medio, conquistando todas las civilizaciones a su paso.

Primeros años

Alejandro era hijo de Filipo II, un brillantísimo rey y caudillo militar que, tras salvar a su reino de una extinción casi cierta, condujo a su pueblo al triunfo conquistando Atenas, Iliria, y Tracia, las tres potencias que, pocos años antes, habían estado a punto de conquistar Macedonia. Como hijo del más poderoso monarca del mundo "civilizado", Alejandro recibió lo mejor de lo mejor en todos los campos, incluida la educación. Su tutor fue Aristóteles, el gran pensador de la civilización occidental.

Gracias a su madre Olimpia, que le inculcó la idea de que era descendente de Hércules y Aquiles, Alejandro no sufrió nunca de falta de confianza, ni siquiera en su infancia. A los 14 años, Filipo lo dejó al cargo de Macedonia mientras él combatía en Bizancio; Alejandro sofocó una rebelión tracia durante su ausencia. Dos años más tarde, dirigió el flanco izquierdo del ejército de su padre en la batalla en la que las fuerzas de Filipo derrotaron a los estados aliados griegos y conquistaron toda Grecia.

El rey Filipo se divorció de la madre de Alejandro para casarse con una mujer llamada Cleopatra Eurídice, así que madre e hijo huyeron de Macedonia. Alejandro y su padre se reconciliaron más tarde, pero la posición de Alejandro como heredero de Filipo habría corrido peligro de no haber muerto este último antes de engendrar otro hijo.

Ascensión al poder

Tras la conquista de Grecia y los Balcanes, el rey Filipo reclutó un ejército para invadir y conquistar Persia. En el 336, Filipo fue asesinado por Pausanias, el capitán de sus guardaespaldas, durante la boda de su hija. Algunos creen que Olimpia, la madre de Alejandro, o incluso el propio Alejandro instigaron el asesinato, pero, como Pausanias murió, no quedaron pruebas. Alejandro fue proclamado rey a los 20 años por la nobleza y el ejército macedonios. Celebró su victoria asesinando a todos sus rivales por el trono antes de retomar la invasión de Persia de su padre.

La creación de un imperio

Su ejército estaba compuesto por 30.000 infantes y 5.000 jinetes, una fuerza colosal para la época, y estaba acompañado por ingenieros, cartógrafos, científicos e incluso historiadores.

Alejandro tuvo un éxito asombroso combatiendo a los persas. Venció repetidamente a sus mejores soldados, luchando a menudo en unas condiciones de inferioridad numérica de 10 a 1. Sus éxitos pueden atribuirse a su genio militar, a la gran calidad de sus tropas y su equipamiento, y a su magnífico espíritu de unidad de combate, debido en gran medida a su fe en la invencibilidad del propio Alejandro.

Alejandro no parecía sentir miedo. Solía conducir personalmente a la Caballería de los Compañeros macedonia en combate y sufrió numerosas heridas de guerra durante su carrera militar, pero ninguna de ellas atenuó su fervor guerrero.

Tras derrotar a los persas, Alejandro dirigió sus pasos hacia el sur y conquistó Siria, Palestina, gran parte de lo que hoy en día es Irak y, finalmente, el mismísimo Egipto. Regresó a Persia, destruyó las últimas fuerzas persas y se apoderó del país entero. Continuó hacia el este, donde se enfrentó al gran rey indio Poros en una guerra que no tuvo un vencedor claro. Alejandro acabaría por salir triunfante, pero a un coste tan elevado que sus hombres le suplicarían que pusiera fin a la campaña y les permitiera regresar con sus familias. Él mismo regresó para gobernar su imperio desde la ciudad capturada de Babilonia.

La caída de Alejandro

En ocho años de lucha, Alejandro había conquistado más territorio que ningún otro ser humano. Dirigió sus fuerzas contra todas las grandes naciones de su tiempo, sin que ninguna de ellas pudiera vencerlo. Era el amo y señor del imperio más grande que el mundo había conocido.

Aparentemente, él lo encontraba aburrido.

Una vez en Babilonia, inició un proceso de declive inexorable. Se dio a la bebida y a todas las clases de depravación imaginables (que no precisamente en Babilonia). Empezó a sufrir ataques de cólera y accesos de paranoia. Una noche, en un momento de furia incontenible y bajo la influencia del alcohol, Alejandro asesinó a Clito, su mejor camarada. Este acto bárbaro lo atormentaría el resto de su vida... que no fue muy larga.

En junio del año 323 a. C. Alejandro, debilitado por los excesos, murió de malaria. Tenía 32 años.

El juicio de la historia

"Y cuando Alejandro vio la inmensidad de sus dominios, lloró porque ya no había más tierras que conquistar."

Este hombre extraordinario (y su padre antes que él) conquistó Grecia, los Balcanes, Asia Menor, Siria, Egipto, Persia y se extendió por Asia hasta Afganistán. Su imperio no sobrevivió mucho tras su muerte. Era demasiado grande para un simple mortal, así que se dividió entre algunos de sus generales. Pero sus conquistas permitieron la expansión de la cultura helénica por la mayor parte del mundo conocido, y el griego se convirtió en el idioma de la cultura, el arte y las ciencias durante los siglos venideros.

Quitando quizás a un par de líderes religiosos, ningún hombre ha tenido tanta influencia en la civilización occidental como Alejandro Magno.