Civilization V CIVILOPEDIA Online
Civilizaciones y líderes
Boadicea

Vivió:

? - C. 61 d. C.

Títulos:

Reina de los icenos

Civilización:

Boadicea
Líder de los celtas

Información de la partida:

Tradición druídica

+1 a Fe peace por cada ciudad que tenga adyacente una casilla de Bosque sin mejorar. La bonificación aumenta a +2 a Fe peace en las ciudades que tengan adyacentes tres casillas o más de Bosque sin mejorar.

Historia

Boadicea, la legendaria reina guerrera de la tribu celta de los icenos, entró en la historia tras diezmar varios asentamientos romanos en una rebelión de las tribus celtas contra el poderoso ejército romano que ocupaba Inglaterra en el siglo I d. C. Aunque no nos han llegado muchos datos históricos de este periodo y la mayoría proceden de los historiadores romanos Tácito y Dion Casio, se cree que la historia del alzamiento de Boadicea fue más o menos como relatamos:

El marido de Boadicea, el rey Prasutagus de los icenos, era aliado de los romanos desde hace mucho tiempo, y había conservado el gobierno y la soberanía de su reino durante la conquista romana de Britania. Se dice que, al morir, nombró herederas conjuntas a Boadicea y a sus dos hijas con la esperanza de conservar los derechos y la nobleza de su dinastía. Los romanos, ignorando a sus antiguos amigos, pasaron a anexionarse el territorio de los icenos con una brutalidad inaudita. Boadicea fue azotada públicamente.

La rabia que suscitó la falta de respeto y la brutalidad de los romanos para con los icenos propició la rebelión de Boadicea y su pueblo, que contó con la ayuda de las tribus vecinas, especialmente la de los trinovantes. Boadicea reunió un gran contingente de al menos unos 70.000 hombres y marchó contra la colonia romana de Camulodunum. Los romanos, sorprendidos ante un ejército tan numeroso, cayeron ante los implacables celtas. La ciudad de Camulodunum fue asediada y destruida, y los rebeldes continuaron hacia la ciudad de Londinium, destruyendo cualquier cosa romana de valor que encontraban a su paso. Verulamium fue la tercera y última ciudad que cayó ante el alzamiento de Boadicea: el asentamiento ardió hasta los cimientos y los ciudadanos romanos fueron masacrados. Se dice que, en total, el ejército de Boadicea mató a más de 80.000 romanos y aliados britanos.

En el 61 d.C., las legiones romanas que lograron reunir se enfrentaron a las fuerzas rebeldes en un lugar desconocido. Desgraciadamente para Boadicea, la intensa instrucción y el entrenamiento táctico al que se sometían los romanos fue demasiado para los rebeldes. Se dice que las mujeres y los niños habían acompañado a los carros de suministros de los rebeldes para ver la batalla y ayudar. Sin embargo, la presencia de los observadores dejó poco espacio para maniobrar a sus soldados, y la rebelión fue aplacada. En la batalla y en conflictos posteriores fallecieron entre 70.000 y 80.000 rebeldes. Se cree que Boadicea se suicidó poco después de la batalla; la teoría más aceptada es que tomó veneno para evitar la captura.

El juicio de la historia

Aunque es difícil juzgar a un personaje tan legendario como Boadicea, podemos estar seguros de que la rebelión que lideró contra los romanos atendía a una causa justa: la resistencia frente a la ocupación y la inaceptable brutalidad de la que los romanos hacían gala contra el pueblo celta. Aunque los rebeldes masacraron a soldados y ciudadanos romanos por igual a las órdenes de Boadicea, la historia, visto el proceder romano, no califica estos actos como carentes de escrúpulos. Aunque nos han llegado pocos detalles acerca de la vida de Boadicea antes de la rebelión, su legado como guerrera noble que murió en defensa de la libertad de su pueblo pervivirá en nuestra historia durante muchas eras.