Civilization V CIVILOPEDIA Online
Civilizaciones y líderes
Harald Colmillo Azul

Vivió:

Circa 920-986 d. C.

Títulos:

Rey de Dinamarca

Rey de Noruega

Civilización:

Harald Colmillo Azul
Líder de Dinamarca

Información de la partida:

Furia vikinga

Las unidades embarcadas tienen +1 al Movimiento moves, solo pagan 1 punto por pasar del mar a tierra y no pagan puntos de movimiento por saquear.

Historia

Harald "Colmillo Azul" Gormsson fue rey de Dinamarca durante casi 30 años, a partir del 958 d. C. aproximadamente. Durante su reinado, Colmillo Azul unió a las tribus periféricas de Dinamarca y defendió a su pueblo de las incursiones de Noruega y Germania, a la vez que supervisaba la realización de varios grandes proyectos de construcción que reforzaron las defensas de su nación. A Colmillo Azul también se le conoce por abandonar las tradiciones paganas nórdicas de sus antepasados y volverse un cristiano devoto que se esforzó por convertir pacíficamente al pueblo danés durante su reinado.

Primeros tiempos

Se desconoce cuándo nació Colmillo Azul exactamente, pero, según los relatos de sus logros tras convertirse en rey, se supone que fue alrededor del 920 d. C. Hijo del rey Gorm el Viejo y de la reina Thyra Dannebod, Colmillo Azul nació y se crió como todo un vikingo. En su juventud, él y su hermano Canuto (también conocido como Knut) se echaban a la mar a saquear y regresaban para entregarle el botín a su padre. Se cree que Canuto, el primogénito e hijo favorito de Gorm, murió en Inglaterra, en una incursión cerca de Irlanda. La muerte de Canuto convirtió a Colmillo Azul en el único heredero de la corona. Con la muerte de Gorm en el 958 d. C., Colmillo Azul subió al trono y demostró ser un líder hábil tanto en el campo de batalla como fuera de él.

La unión de Dinamarca

Poco después de la muerte de su padre, Colmillo Azul consolidó su poder y tomó medidas rápidamente para reunir a las restantes tribus danesas en discordia bajo una sola bandera. Aunque se considera que su padre, Gorm, fue el primer rey verdadero de Dinamarca, su reinado no llegó a abarcar toda la zona, y además seguía habiendo tribus independientes. Con Colmillo Azul, toda Dinamarca y partes de Noruega y Suecia quedaron bajo su control. Durante un tiempo, llevó puesta incluso la corona de Noruega, aunque se cuestiona el verdadero alcance que llegó a tener allí su autoridad.

Proyectos de construcción

Colmillo Azul encargó un gran número de importantes proyectos de construcción en Dinamarca durante su reinado. En esos tiempos, la "estela rúnica" era un monumento habitual que se usaba para honrar a los muertos y reconocer sus logros, así que Harald estimó apropiado rendir honor a sus padres de esta manera. Al encargar una segunda piedra de Jelling (las estelas rúnicas que se encuentran en la localidad de Jelling, Dinamarca) en memoria de sus progenitores, Colmillo Azul creó lo que se considera en la actualidad el ejemplo más conocido de estelas rúnicas danesas. La piedra que erigió, que muestra una imagen distinguible de Cristo crucificado, se suele considerar el "certificado de bautizo de Dinamarca", pues puso fin a las tradiciones politeístas que seguía gran parte de la población danesa.

Aparte de las piedras de Jelling, Colmillo Azul también fue responsable de que se estableciera una serie de seis fortalezas circulares vikingas, conocidas como "trelleborg". Tras perder el control de varios territorios de los alrededores en manos de diversas fuerzas germanas, el rey ordenó como respuesta que se construyeran estos fuertes en lugares estratégicos de Dinamarca. Capaces de albergar hasta 500 guerreros daneses, estas plazas fuertes consiguieron proteger a Dinamarca de más pérdidas y asegurar su interior contra futuras incursiones.

La conversión al Cristianismo

La conversión de Colmillo Azul al Cristianismo, aproximadamente en el 960 d. C., es un punto controvertido entre los historiadores modernos, principalmente debido a las diversas historias de cómo tuvo lugar. Los dos relatos más notables sobre el hecho nos han llegado de mano de historiadores casi contemporáneos a él, Widukind de Corvey y Adán de Bremen. Widukind contaba que Colmillo Azul se convirtió gracias a un sacerdote llamado "Popo", que era un invitado en la corte del rey o bien un misionero que había conseguido llegar hasta Dinamarca. Adán de Bremen (que escribió su relato unos cien años después) sostenía que Otón I de Germania había obligado al rey a convertirse tras derrotarlo en una batalla.

Con independencia de cómo tuviera lugar esta conversión, lo cierto es que Harald pasó a ser un seguidor devoto del Cristianismo, que no solo se aseguró de que la imagen de Cristo apareciera en la piedra de Jelling en honor a sus padres, sino que también llegó al extremo de sacar el cadáver de su progenitor del tradicional túmulo funerario vikingo donde se encontraba y enterrarlo en la iglesia que había hecho construir, donde aún se encuentran en la actualidad las piedras de Jelling.

El juicio de la historia

En la actualidad, se considera por lo general al rey Harald Colmillo Azul como un monarca sabio que gobernó Dinamarca durante unos 30 años. Conservó la soberanía de su país contra la influencia de varios imperios vecinos (pese a algunos reveses) a la vez que dio forma a la cultura de su pueblo para los siglos venideros. Al final, su propio hijo, Svend, se rebelaría contra él y lo obligaría a huir del país. Tras la muerte de Colmillo Azul en el 986 d. C., Svend Barba Hendida subiría al trono y dejaría al país su propio legado.