Civilization V CIVILOPEDIA Online
Civilizaciones y líderes
Moctezuma

Vivió:

Circa 1397-1469 d. C.

Títulos:

Emperador

Civilización:

Moctezuma
Líder de los aztecas

Información de la partida:

Sacrificio de cautivos

El imperio gana Cultura culture por cada unidad enemiga que mate.

Historia

Moctezuma I fue un gran líder y guerrero que ayudó a impulsar a los aztecas a la grandeza y la gloria. No se le ha de confundir con su aciago nieto, Moctezuma II, que vio con impotencia cómo los conquistadores españoles desmantelaban su imperio.

Primeros años

Moctezuma (cuyo nombre significa "el que frunce el ceño como un señor") provenía de una familia real. Su padre, Huitzilihuitl, era el segundo "tlatoani" (emperador) azteca y su madre, Miahuaxihuitl, era la hija del gobernante de la ciudad de Cuauhnahuac. Tras la muerte del padre de Moctezuma, subió al poder Itzcoatl, su tío. Su hermano mayor, Tlacaélel, era uno de los consejeros más cercanos de Itzcoatl mientras Moctezuma servía de general en el ejército azteca.

Tras la muerte de Itzcoatl, en 1440, nombraron emperador a Moctezuma. Tlacaélel no pareció quedar muy decepcionado porque lo hubieran dejado de lado (quizá pensó que viviría más tiempo si no llevaba la corona), y sirvió fielmente a su hermano, según cuentan. La coronación de Moctezuma fue una gran ceremonia en la que se sacrificó a muchos prisioneros.

Un estilo de vida modesto

Pese a la opulencia de su cargo político, parece ser que Moctezuma vivía modestamente en un sencillo palacio con "solo unas cuantas esposas". Cuando no estaba ocupado en sus deberes religiosos o en asuntos de estado, pasaba la mayor parte del tiempo consultando con sus amigos y consejeros.

Política interior

Durante su reinado, Moctezuma y su hermano Tlacaélel se esforzaron en mejorar la ciudad azteca de Tenochtitlán. Entre otras cosas, construyeron un sistema de acueductos que llevaba gran cantidad de agua dulce a la ciudad. Obviamente, a medida que Tenochtitlán creció, además de agua potable requirió cantidades cada vez mayores de alimentos para sostener a su hambrienta población. Como América Central carecía de animales de carga, hasta el último bocado de comida debía llevarse a la ciudad a cuestas. El gobierno de Moctezuma introdujo inspectores estatales que se cercioraban de que hasta el último pedazo de tierra arable cercano a la ciudad se cultivara y mantuviera. También ordenó construir un sistema de diques para mitigar las inundaciones y proporcionar más tierra cultivable.

Moctezuma y su hermano también construyeron muchos templos en la ciudad y alrededor de ella, incluyendo un templo nuevo a Huitzilopochtli, dios del combate. El templo a Huitzilopochtli se consagró en 1455 con el sacrificio de un gran número de prisioneros de guerra huastecas.

Leyes suntuarias

Probablemente a instancias de su hermano Tlacaélel, Moctezuma instituyó las leyes suntuarias, que codificaron y reforzaron el sistema de clases azteca, que ya estaba muy estratificado. La posición de una persona en la vida determinaba lo que podía llevar y lo que no, y si podía o no hablar. A los pobres no se les permitía llevar telas de algodón, sandalias ni ropas que cubrieran más abajo de la rodilla. Solo la nobleza podía vivir en casas que tuvieran más de una planta. Los delitos se castigaban con la esclavitud (los esclavos eran la clase más baja) o la muerte en sacrificio.

Cambios religiosos

Durante el gobierno de Moctezuma, su hermano Tlacaélel trabajó en la reforma de la religión azteca. Reescribió los textos religiosos aztecas y ordenó la destrucción de muchos otros que no estaban de acuerdo con su interpretación de la religión y de la historia aztecas. Con Tlacaélel, la religión azteca se volvió más militarista y pasó a exigir aún más sacrificios de soldados enemigos capturados. La necesidad de prisioneros que sacrificar se convertiría con el tiempo en una de las fuerzas impulsoras de la política exterior azteca.

Política exterior

Como gobernante, Moctezuma buscó reforzar la "Triple Alianza" entre las ciudades-estado de México Central: Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan. También amplió el Imperio Azteca al conquistar Pánuco, a los totonacos, a los coatzacoalcos y a los chalcos. Algunos creen que conquistó a estos pueblos por su tributo, con la esperanza de que aseguraran un suministro continuo de alimentos a Tenochtitlán, que, pese a sus esfuerzos, no dejó de sufrir de hambrunas periódicas. Otros dicen que lo único que hizo fue alimentar la necesidad crónica de la religión azteca de prisioneros de guerra que sacrificar. Y los hay que sostienen que lo hizo porque eso es lo que hacían los emperadores aztecas: conquistar. La respuesta posiblemente sea una combinación de las tres teorías.

Muerte

Moctezuma murió en 1469. Lo sucedió su primo de 19 años, Axayácatl, que sería el padre del tocayo del primero, el desafortunado Moctezuma II, que lo perdería todo a manos de los españoles.

El juicio de la historia

Por lo general, Moctezuma fue un gran gobernante. Amplió su imperio, llevó personalmente a sus ejércitos a la victoria y se esforzó mucho por mejorar las tierras de su pueblo. Tampoco hay duda de que fue un hombre sangriento, pues sacrificó en persona a miles de prisioneros para sus sedientos dioses. Pero su religión veía necesaria esta atrocidad: se requería sangre para que el sol se levantara, las cosechas crecieran y la nación azteca siguiera siendo próspera.

¿Podría él haber puesto fin al asesinato ritual? Posiblemente. Pero esa idea no se le habría ocurrido ni a él ni a nadie de esas latitudes que viviera en aquellos tiempos. Conviene recordar que, en esa misma época, los "ilustrados" europeos estaban muy ocupados quemando a herejes vivos. Y, aunque esto no contribuye en modo alguno a hacer que las acciones de Moctezuma nos parezcan mejores, al menos ayuda a ponerlas en un contexto.