Civilization V CIVILOPEDIA Online
Civilizaciones y líderes
Pachacútec

Vivió:

C. 1410 - 1471 d. C.

Títulos:

Sapa Inca

Civilización:

Pachacútec
Líder de los incas

Información de la partida:

Gran carretera andina

Los costes de terreno no afectan a las unidades al entrar en casillas con Colina. No hay coste para mejoras en colinas, mitad de coste en los demás sitios.

Historia

Pachacútec fue el noveno monarca del reino de Cuzco y durante su reinado amplió el pequeño reino hasta convertirlo en un imperio expansivo: Tahuantinsuyo. El imperio inca de Pachacútec abarcaba desde el actual Chile hasta Ecuador, incluyendo gran parte de Perú, Bolivia y el norte de Argentina constituyó la base de un imperio inca venidero aun más grande.

Ascensión al trono

Pachacútec era hijo del inca Wiracocha, el segundo en la línea al trono, tras su hermano mayor Urco. El reino de Cuzco, en aquellos tiempos, era bastante pequeño y se veía constantemente amenazado por la vecina tribu de los chancas. No se sabe mucho de los primeros años de la vida de Pachacútec, hasta que tuvo ocasión de impresionar a su padre durante una de las invasiones de los chancas. Pese a que su progenitor y su hermano ya habían huido, Pachacútec reunió a los restos del ejército y no solo consiguió ganar, sino que además aplastó a los chancas con tanta contundencia que llegó a contarse que la mismísima tierra se levantó para luchar por él. Pachacútec, "El que cambia el rumbo de la tierra", fue proclamado el nuevo príncipe coronado y gobernador conjunto de Cuzco.

Creación de un imperio

En 1438, Pachacútec se convirtió en el único gobernante del reino al morir su padre y lanzó inmediatamente una serie de invasiones contra los reinos vecinos que se vieron coronadas con el éxito. Su nuevo imperio se extendió de Ecuador a Chile y se convirtió en uno de los reinos más formidables de América del Sur.

Aunque consiguió muchos reinos mediante la conquista, Pachacútec también empleó una táctica más astuta para conseguir nuevos territorios. Primero, enviaba a espías a las zonas que le interesaban para conseguir información sobre sus riquezas y poder militar. Si estaba interesado, invitaba a los líderes de esas tierras a someterse pacíficamente ensalzando las virtudes de vivir bajo el dominio de los incas. Muchos aceptaban (pues no querían correr la misma suerte que los chancas) y enviaban a sus hijos a vivir a Cuzco, donde eran educados bajo la ley incaica. Ahí eran adoctrinados y formaban lazos matrimoniales con la nobleza inca antes de volver a su tierra de origen, con lo que se aseguraba la expansión del imperio a la vez que la paz en el mismo.

Para mantener su nueva tierra en orden, fundó cuatro provincias, cada una controlada por un gobernador local que se encargaba de los asuntos cotidianos. También creó una rama de poder separada para el sacerdocio y el ejército, con lo que formó uno de los primeros sistemas de equilibrios y contrapesos. Reconstruyó la propia Cuzco para convertirla en capital imperial, y cada provincia tenía un sector dedicado en la ciudad. Durante esta época también construyó la famosa Machu Picchu, de la que ahora se piensa que era una finca de montaña, construida para su uso personal.

Tras la muerte de Pachacútec en 1471, su hijo menor Túpac se convirtió en el siguiente emperador del Imperio Inca, pues el hijo mayor se vio apartado por no ser un guerrero, como su padre.

El juicio de la historia

En Perú se considera a Pachacútec un héroe nacional, y aún siguen en pie muchos monumentos que construyó en su imperio. Aunque es muy famoso por su habilidad militar y política, no fue un dirigente muy benevolente. Para asegurarse la continuidad de su imperio, desplazó a cientos de miles de personas y las reubicó en el lugar del imperio que estimó adecuado. Pese a todas las críticas que se le puedan hacer, Pachacútec empezó la era de conquista más grande de los incas y expandió su imperio hasta dominar casi todas las partes habitadas de Sudamérica.