Civilization V CIVILOPEDIA Online
Civilizaciones y líderes
Chaka

Vivió:

C. 1787-1828 d. C.

Títulos:

Jefe de los zulúes

Civilización:

Chaka
Líder del reino zulú

Información de la partida:

Iklwa

El mantenimiento de las unidades de cuerpo a cuerpo cuesta un 50% menos. Todas las unidades requieren un 25% de experiencia menos para ganar su siguiente ascenso.

Historia

"Ataca al enemigo de una vez por todas. No permitas su existencia como tribu o vivirá para volver a lanzarse a tu garganta." Según el diario de H.F. Flynn, estas fueron las palabras de Chaka a su aliado Dingiswayo al respecto de un enemigo derrotado; aunque sean apócrifas, sin duda resumen la filosofía de Chaka. Chaka kaSenzangakona, hijo bastardo de un jefe tribal, se impuso a su hermanastro en 1816 y se convirtió en el líder de los zulúes. Logró unir a las tribus nguni y formar el reino zulú. Aunque se le considera un genio militar por sus reformas e innovaciones, también se le ha criticado por la brutalidad de su reinado. Sea como fuere, Chaka estableció los cimientos de un imponente estado zulú. Tras su asesinato en 1828, los zulúes se enfrentaron incluso a los europeos por el control del sur de África.

Primeros tiempos

Aunque la vida de Chaka está oculta tras la sombra de la leyenda y las mentiras, sí sabemos que fue el hijo ilegítimo de Senzangakona, jefe de la insignificante tribu zulú que comprendía a menos de 1500 personas. Nandi, la madre de Chaka, era hija del fallecido jefe de los langeni. A pesar de su intento de negar la paternidad, Senzangakona terminó desposando a Nandi y aceptándola como su tercera esposa. Pero la relación fue problemática y el jefe zulú exilió a Nandi y a Chaka. Los dos vagaron hasta 1803, año en el que hallaron refugio con los mtetwa y su jefe Dingiswayo.

Bajo su protección, Chaka se convirtió en un alto, imponente y valeroso guerrero. Al cumplir los 23, Chaka recibió el mando de un regimiento del ejército de Dingiswayo. Sus hazañas y estatura le hicieron progresar rápidamente en el ejército y Chaka se convirtió en uno de los principales comandantes del jefe. Se deshizo de la lanza arrojadiza ligera y armó a sus tropas con una lanza cortante de filo ancho (el famoso assegai) y un escudo grande de piel de vaca.

Tras la muerte del padre de Chaka en torno a 1816, Dingiswayo concedió a su protegido el apoyo militar necesario para derrocar y asesinar a su hermanastro Sigujana y proclamarse jefe de los zulúes. Apenas hubo derramamiento de sangre, así que los zulúes aceptaron a Chaka sin reservas. Chaka se declaró vasallo de los mtetwa. Como favorito del jefe, disponía de una manga ancha excepcional para ampliar sus dominios conquistando y asimilando a las tribus vecinas. En 1817, Chaka estaba al mando de unos 2.000 guerreros y había asegurado su posición como primer vasallo de Dingiswayo.

Reinado

Según la leyenda, en la última batalla de Dingiswayo contra Zwide de los ndwandwe, Chaka retrasó voluntariamente la llegada de sus fuerzas hasta que derrotaron y mataron a Dingiswayo para así poder mantener sus tropas intactas. Chaka ocupó el vacío de poder y asimiló a las pequeñas tribus cercanas con una eficacia brutal. Al cabo de unos años, los qwabe, los hlubi y los mkhize se habían incorporado al Imperio Zulú, y recurriendo a la diplomacia o al mecenazgo, Chaka se impuso a los sithole y a los thuli. Hacia el 1824, el ejército de Chaka sumaba 20.000 guerreros entrenados en táctica y estrategia.

Preocupado por el creciente poder de los zulúes, Zwide atacó a Chaka. La estrategia defensiva y la superioridad de sus tácticas permitieron la victoria de Chaka ante la primera invasión ndwandwe en Gqokoli Hill. En 1819, Zwide envió una segunda expedición a tierras zulúes. Chaka se fue retirando a un ritmo constante y atrayendo al enemigo hacia el interior de su territorio; en el río Mhlathuze River, Chaka lanzó sus regimientos contra los exhaustos ndwandwe y sus aliados. El resultado de los dos días que duró la batalla fue una contundente derrota de los invasores y las tribus ndwandwe, jere, maseko y msene fueron virtualmente aniquiladas.

Cuando los primeros comerciantes blancos llegaron a la costa del sudeste de África en 1824, Chaka estaba al mando de un imperio que abarcaba toda la costa y se adentraba mucho hacia el interior. Chaka concedió trato de favor a los comerciantes, les cedió tierras y les permitió construir el puesto comercial de Port Natal. Pendiente de las ventajas comerciales y curioso por su tecnología y su cultura, Chaka se aseguró de que no hubiera conflictos graves entre los zulúes y los europeos.

Asesinato

En 1828, Chaka ya era un déspota indiscutido, pero su frecuente crueldad y su comportamiento inestable iban erosionando la lealtad de su pueblo. Cuando su madre murió en octubre de 1827, Chaka envió regimientos reales para obligar a los jefes tribales vecinos a llorarla. En septiembre de 1828, aprovechándose de la ausencia de tropas leales, Mbopha, su guardaespaldas personal, y sus hermanastros Dingane y Mhlangana apuñalaron a Chaka hasta matarlo en Dukuza, cerca del Ikanda. Arrojaron su cuerpo a un pozo para el grano vacío y lo llenaron con rocas y barro; se desconoce el lugar exacto.

El juicio de la historia

En el momento de su muerte, Chaka gobernaba sobre un amplio territorio en el sureste de África, a más de 250.000 súbditos y disponía de un ejército de 40.000 veteranos. Se estima que en el proceso de conquista de su imperio murieron unos dos millones de personas. Aunque el reino duró menos de 80 años, Chaka ha tenido mucha influencia en la historia de África. Hoy es venerado como el líder que creó el espíritu zulú que les ha permitido perseverar bajo el apartheid y el nacionalismo que modeló la Sudáfrica moderna.