Civilization V CIVILOPEDIA Online
Tecnologías
Mampostería

Coste:

55 research

Tecnologías necesarias:

Lleva a las tecnologías:

Edificios desbloqueados:

Acciones permitidas:

Mampostería

Información de la partida:

Te permite construir las Murallas, que aumentan enormemente la defensa de las ciudades. Además, permite a los Trabajadores construir Canteras en el Mármol marble y desecar Ciénagas, lo que permite construir otras mejoras.

Cita:


"¡Qué felices aquellos cuyas murallas ya están levantadas!"
- Virgilio

Información histórica:

La mampostería es la construcción de edificios a partir de bloques sueltos que se mantienen sujetos entre sí mediante alguna clase de mortero. Los bloques pueden ser de piedra, cemento, hormigón o ladrillos de arcilla. El mortero es una especie de pasta que se seca y se convierte en un material extremadamente duradero. Suele estar compuesto de una mezcla de arena, cemento o cal y agua.

Los antiguos egipcios dominaron el arte de la mampostería ya en el cuarto milenio a. C. e hicieron templos, palacios y pirámides de las grandes vetas de piedra caliza, arenisca, granito y basalto que se encuentran en las colinas del río Nilo. Los antiguos asirios del Creciente Fértil carecían de un acceso tan fácil a la piedra, pero tenían ricos depósitos de arcilla, material que secaban al sol y convertían en ladrillos. Como los ladrillos secados al sol son vulnerables a la humedad, solían recubrir sus edificios con tejas o azulejos, que son más resistentes al agua.

Los antiguos romanos inventaron el cemento, que era un mortero mucho mejor que el de las civilizaciones anteriores (que normalmente empleaban arcilla como base) y que podía usarse como material de construcción por sí mismo. La llamada "revolución del cemento" permitió a los romanos construir edificios que resultaban imposibles de levantar con los materiales primitivos. En el siglo XIX, un jardinero francés pensó en encastrar un armazón de hierro en sus macetas y jardineras de cemento. Así inventó el cemento armado, que aumentó considerablemente la resistencia a la fractura del material y lo hizo más adecuado para edificios altos, que podían sufrir una gran tensión debido al viento, las vibraciones o los terremotos. Las innovaciones más recientes han aumentado la fuerza y la flexibilidad del más útil de todos los materiales de construcción. Y, aunque muchos edificios modernos están hechos de cristal y acero, siempre descansan sobre cimientos que se han construido con la antigua técnica de la mampostería.